MI HOGAR SE INUNDÓ.  ¿AHORA QUÉ?

MI HOGAR SE INUNDÓ. ¿AHORA QUÉ?

Español | English

Personas a lo largo de todo el estado se encontraron con sus hogares inundados y algunos hasta arrastrados por el agua.  Para esos propietarios de casas y negocios que tienen seguro contra inundación, la mayoría de las pólizas están controladas por el Programa Nacional de Seguro contra Inundación (“NFIP” por sus siglas en inglés), administrado por la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (“FEMA”, por sus siglas en inglés).  El NFIP tiene reglas especiales para hacer reclamaciones por inundación.  Para hacer una reclamación, usted debe someter una “Prueba de Siniestro” con su compañía de seguro.  La fecha límite estándar para someter la Prueba de Siniestro es 60 días.  Lea los siguientes consejos para proteger su derecho a ser compensado:

  1. Asegúrese de que su propiedad sea segura antes de volver. Por su seguridad, corte el suministro de gas y electricidad.  Si no está seguro de cómo hacer esto o no lo puede hacer por sí solo, contacte sus proveedores de servicio de gas y electricidad para que le ayuden.
  2. Saque sus pertenencias del agua. Retire del piso todo lo que pueda para así evitar más daños a su propiedad personal.  Anote todos y cualesquiera daños que encuentre cuando esté limpiando.
  3. Llame a su agente de seguro. Si usted tiene seguro contra inundación su agente se lo informará y un ajustador le contactará.
  4. Tome fotos y/o vídeos de los daños a su hogar, incluyendo la propiedad personal dañada, daños estructurales y de los niveles del agua que esté estancada. Es muy importante que usted documente inmediatamente todo los daños.  Usted necesitará récords completos para su reclamación de seguro.
  5. ¡Limpie! Recuerde que el agua de inundación contiene todo tipo de desechos, incluyendo artículos que no son sanitarios.  Use guantes y ropa que pueda luego desechar.  Saque hacia afuera para que se sequen los artículos grandes, como los muebles, edredones, alfombras y tapetes.  Asegúrese de consultar con su compañía de seguro antes de desechar cualquier artículo dañado.  Asegúrese también de palear fuera de la casa cualquier escombro y lodo.  Desinfecte todas las superficies.  Una solución de ¼ de taza de blanqueador de cloro y un galón de agua trabaja bien para matar los gérmenes y prevenir humedad y moho.  Abra puertas y ventanas y utilice abanicos para circular el aire.  Si tiene electricidad, prenda el aire acondicionado para ayudar a remover la humedad, o utilice un deshumidificador.  Artículos bien absorbentes como almohadas, peluches, colchones y alfombras gruesas probablemente tendrán que ser desechadas si han sido contaminados con el agua de la inundación.  Fotos, libros y otros artículos de papel pueden ser salvados al limpiarlos cuidadosamente de cualquier escombro, secarlos suavemente y luego congelarlos en bolsas plásticas de congelador.  Esto evitará el moho o descoloración hasta que tenga el tiempo para limpiar mejor los artículos o restaurarlos profesionalmente.  Remueva el sheetrock, el yeso y los paneles de las paredes hasta al menos el nivel donde llegó el agua de inundación.  Coloque toldos sobre cualquier parte del techo que esté dañada.
  6. Cuando ya tenga documentados los daños visibles, envíe cualesquiera fotos y/o vídeos a su compañía de seguro. Documente meticulosamente cualquier contacto con su compañía de seguro, incluyendo la fecha y hora de cualquier llamada, con quién habló y la sustancia general de la conversación.  Para información útil sobre cómo someter su reclamación por inundación bajo una Póliza Estándar de Seguro contra Inundación, visite aquí.
  7. Si tiene una Póliza Estándar de Seguro contra Inundación, va a necesitar someter una Prueba de Siniestro a su compañía de seguro. Esta Prueba de Siniestro y toda la evidencia requerida debe ser sometida dentro de los 240 días luego de la inundación para las víctimas de las tormentas de mayo del 2015 en Texas y Oklahoma.  Esto es requerido antes de que el Programa Nacional de Seguro contra Inundación (NFIP) o la compañía de seguro emita pago alguno.  Visite aquí para conocer más sobre la Prueba de Siniestro requerida o descargar el formulario:
  8. Cuando el ajustador de la compañía de seguro visite su hogar para inspeccionar los daños de la inundación, el ajustador puede depender de usted para que le provea información sobre la extensión de los daños de la inundación. Asegúrese de decirle al ajustador que cualquier daño que usted le señale, documente o discuta es solamente el daño que usted ha notado, y que pueden haber otros daños que usted desconozca o que no son inmediatamente visibles para una persona inexperta.
  9. Si usted no está de acuerdo con la cantidad de los daños encontrados por el ajustador de la compañía de seguro o la cantidad que la compañía de seguro le está pagando por sus daños, no firme la Prueba de Siniestro dando fe de esos daños. Recuerde, al firmar la Prueba de Siniestro usted está jurando que la información que provee allí es cierta y correcta. En vez de firmar la Prueba de Siniestro, obtenga de parte de un contratista confiable estimados para reparar/reemplazar su propiedad para así compararlos con la cantidad que la compañía de seguro le está pagando, y asegúrese de que le están cubriendo dichos daños antes de firmar la Prueba de Siniestro.
  10. Como siempre, contacte a Mostyn Law para cualquier pregunta relacionada a su reclamación de seguro.

 


As attorneys representing home and business owners, we have seen the damage, devastation, and disruptions that hurricanes and storms can cause. We have represented thousands of clients against insurance companies that have tried to avoid and delay payment for legitimate losses our clients have incurred.
Do you have property damage related to Hurricane Harvey? We focus on representing the policyholder and making sure you are treated fairly. Contact us today to discuss your claim or if you have any questions. Please use our Free Case Evaluation Form below or call us at 713-714-0000.
Fill out my online form.